jueves, 8 de noviembre de 2012

Bond vuelve a resurgir



El agente más famoso, cinematográficamente hablando, de la historia, James Bond, ha vuelto a las pantallas de todos los cines. Es la vigésimo tercera entrega de las aventuras de este inmortal agente. La película, Skyfall, se estrenó en el Reino Unido el pasado 26 de octubre, en España el 31 del mismo mes y lo hará en las pantallas norteamericanas el 9 de noviembre.

Una vez más, el actor inglés Daniel Craig encarna es personaje de 007 y, como en anteriores películas, da la talla más que de sobra. Son muchos los admiradores de la saga que recuerdan al gran Sean Connery o Roger Moore, pero es de ley reconocer que al actor británico, uno de los más cotizados últimamente en Hollywood, le va muy bien el papel de bueno, seductor y encaja perfectamente con esa chulería intrínseca que siempre ha caracterizado a Bond.

Pero si el actor que hace el papel de Bond es importante, no menos interés despierta, cada vez que se anuncia una nueva película de la saga, saber quién interpretará al malo. En este caso, el “honor” le ha correspondido al actor español más cotizado en los últimos tiempos, Javier Bardem. Dicen los expertos y los acérrimos seguidores que el trabajo realizado por el actor natural de Las Palmas de Gran Canaria es para enmarcar y que ha inscrito, con letras de oro, su nombre en la historia de la saga Bond. Alguno incluso indicó que es el mejor malo de la historia.

En esta nueva edición de la saga Bond, el agente se verá más solo que nunca en la búsqueda de su enemigo, llamado Silva. Por supuesto, como en todos los largometrajes del agente, veremos a 007 tomar Martini, demostrar sus dotes para atraer al sexo femenino y conducir su Aston Martin.

Habrá que esperar a ver el film para saber si, de nuevo, como ocurría en Casino Royale, el agente se gasta ingentes cantidades de dinero en el casino. Una de las escenas de ese largometraje mostraba a Bond jugando al Texas Hold’em. En la versión anterior de esta cinta, la que se desarrolló en 1967, se veía al agente 007 jugando al Baccarat.