viernes, 26 de noviembre de 2010

La saga Harry Potter (I)

Una vez que se ha estrenado la 1ª parte de la última entrega de la saga de Harry Potter, es el momento de hacer un breve recordatorio de las 6 películas que la preceden, y lo haré en 3 entregas.

En este post repasaremos las 2 primeras.


HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL (2001)

Sinopsis: Pequeño, delgaducho, con gafas y el pelo despeinado. ¿Quién podría pensar que un chico como éste tiene poderes mágicos? Nadie en el mundo de los muggles, más de uno en el de los magos. Porque Harry es más de lo que parece a simple vista. Harry es mago, aunque no lo descubre hasta que le llega una carta de Hogwarts, la escuela de magia más importante del mundo. Hijo de Lily y James Potter, siempre había creído que sus padres murieron en un accidente de coche, lo que sus horribles tíos le contaron. Pronto descubrirá que es casi una leyenda, que fue el único que sobrevivió a los poderes maléficos de Voldemort, el brujo que mató a sus padres y le dejó la cicatriz con forma de rayo que lleva en la frente.

Crítica: Es la película con que comenzó la saga, y lo hizo con buen pie, logrando compaginar excelentemente vértigo, acción y ambientes fantásticos y consiguiendo que te adentres en el mundo de Hogwarts como uno más de sus estudiantes. Todo está bien explicado y desarrollado, consiguiendo que hasta aquellos espectadores que no han leído los libros (tal vez una minoría), pueda seguir el argumento sin mayores problemas.

Los protagonistas son jóvenes actores debutantes, y eso se nota. A pesar de ello, logran la simpatía del público gracias a su naturalidad y a la química que surge entre los 3. Son los más veteranos (Richard Harris, Maggie Smith o Alan Rickman).

Los aspectos técnicos y artísticos lucen todos a gran nivel: montaje, vestuario, efectos especiales, dirección artística… pero entre todos destaca la excelente banda sonora, obra del maestro John Williams.


HARRY POTTER Y LA CÁMARA SECRETA (2002)

Sinopsis: Durante el verano, Dobby, el elfo doméstico, aparece repentina y misteriosamente en el dormitorio de Harry en casa de sus detesta-bles tíos y le dice que correrá un gran peligro si trata de volver al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Pero, a pesar de los traviesos esfuerzos del elfo, el siempre decidido Harry es rescatado de las sombrías garras de los Dursley por Ron y sus hermanos con la ayuda de un coche volador. Las noticias del heroísmo de Harry durante el primer año se han extendido por todo Hogwarts y se ve convertido en el centro de una atención no deseada. Pero un nuevo y siniestro terror se está apo-derando del colegio. Ahora todos los ojos están puestos en Harry, y sus amigos están empezando a dudar de él. Todo el mundo, es decir, excepto Ron, Hermione y la frágil y joven Ginny, cuyo interés se ha centrado en su nuevo y misterioso diario. Harry no va a de-cepcionar a sus amigos y se enfrentará a la oscura fuerza que ace-cha en su querido colegio.

Crítica: Es una buena continuación de la saga, pero ligeramente inferior a su predecesora, aunque no por ello deje de ser un buen entretenimiento.

Tal vez uno de sus mayores errores es seguir el esquema argumental y el estilo de la anterior, algo que no resulta raro al haber sido dirigidas ambas por Chris Columbus. De hecho me ocurrió algo curioso, y es que pasaron varios años desde que vi la 1ª hasta que por fin vi esta 2ª, y hubo un par de momentos en que no sabía si era la que ya había visto (después caí en que algunas escenas ya las habría visto en su pase por televisión).

El reparto es prácticamente el mismo, destacando las incorporaciones de un Kenneth Branagh que realiza una interpretación más que convincente como el coqueto y falso profesor de Defensa contra las Artes Oscuras, y de un Jason Isaacs que sobreactúa demasiado.

Uno de sus puntos fuertes vuelven a ser los aspectos técnicos y artísticos, con unos efectos especiales perfeccionados y donde, otra vez, vuelve a sobresalir la banda sonora de John Williams.

Por cierto, y como último apunte, ¡qué bien me cae Dobby!