jueves, 19 de agosto de 2010

Crítica de ‘Shrek, felices para siempre (Shrek 4)’

Tras desafiar a un malvado dragón, rescatar a una bella princesa y salvar al reino de sus suegros, ¿qué más puede hacer un ogro? Bueno, si se llama Shrek, puede acabar siendo un hogareño padre de familia de la noche a la mañana. En vez de ahuyentar a los aldeanos como antes, un Shrek algo reticente acepta ahora autografiar horcas de recuerdo. ¿Qué fue del rugido del ogro? La nostalgia por los tiempos en los que se sentía un “ogro de verdad”, hace caer a Shrek en la trampa de firmar un pacto con el persuasivo negociante Rumpelstiltskin. De repente, Shrek se encuentra en una versión alternativa y retorcida de Muy, Muy Lejano, donde los ogros son perseguidos, Rumpelstiltskin es el rey, y Shrek y Fiona nunca se han conocido. Por eso, la misión de Shrek es deshacer todo lo hecho con la esperanza de salvar a sus amigos, restablecer su mundo y recuperar a su verdadero y único amor.

Se ha cerrado una saga que ya ha hecho historia, y lo hace con esta cuarta parte más que decente. La primera era original, la segunda mordaz y la tercera una completa decepción, por lo que acercarse a ver la cuarta era todo un atrevimiento: ¿qué te encontrarías? Pues el resultado es más que positivo si todavía te invade la decepción de la anterior y decepción si esperas la grandeza de las dos primeras. Lo intenta, pero no lo consigue.

El villano y el quitarse a los ogritos de en medio ha sido un acierto en una entrega en la que más que en el humor, se basa en la acción (lo cual no es malo, todo lo contrario). La animación está perfeccionada y es más realista, lo cual es normal.

Los mejores momentos los protagonizan el asno, el gato (¿obeso?) y el hombre-galleta, y el final, totalmente predecible, es el perfecto (o no tanto) final de la saga.

1 comentario:

Giacinto dijo...

Pues a mi me pareció malisima. Para mi fue algo desesperada. Y aunque si tiene acción, el intento de comedia fallida se nota mucho.
En lo personal las películas de Shrek van siendo peores a medida que salen, es decir, la mejor es la 1 la peor la 4.

Saludos.