miércoles, 21 de julio de 2010

Crítica de 'Pájaros de papel'

“Pájaros de papel” es una película ambientada en la posguerra y que narra las peripecias de una compañía de artistas de vodevil: el músico Jorge del Pino, el ventrílocuo Enrique Corgo, la cupletista Rocío Moliner y el huérfano Miguel.

Las 2 horas de metraje se hacen un poco pesadas para una película que lo intenta, pero no logra emocionar, tan solo hace el amago. La verdad no sabría decir por qué, y es que individualmente, cada componente funciona bien, pero si del conjunto se trata, no se puede decir lo mismo.

Las interpretaciones son todas muy buenas, desde Lluis Homar hasta Roger Príncep y pasando por Carmen Machi, Fernando Cayo y Diego Martín. Pero de entre todos destaca un excepcional Imanol Arias, que se reivindica en el cine como hiciera hace 20 años y pide a gritos un Goya.

Técnicamente está muy lograda, desde el sonido, pasando por el vestuario y el maquillaje y llegando a la fotografía. La ambientación me sorprendió, ya que está a un gran nivel.