miércoles, 1 de septiembre de 2010

Crítica de ‘Glee’

Después de tanta publicidad, tan buenas críticas, tanto premio, tantos comentarios, tantas ventas y demás tenía curiosida y me dispuse a verla. A partir de ahí vino todo rodado y me vi toda la temporada en 5 días. Tal vez por su frescura, su originalidad, su optimismo, su puesta en escena, sus guiones o por unos personajes bien caracterizados, la serie engancha.

El mejor capítulo es el 13º (perteneciente a la 1ª parte de la 1ª temporada), con una actuación magistral de “Don’t rain on my parade” por parte de Lea Michele que me ha puesto los pelos de punta. Por su parte, el peor capítulo es el 19º. Y es que a esta 2ª parte pertenecen los capítulos más flojos de la 1ª temporada.

Lea Michele se sale en los números musicales pero, fuera de éstos, hay momentos en los que no me convence (aunque sí está muy bien).

El protagonista Cory Monteith es muy soso, y si hay alguna rivalidad entre él y Mathew Morrison por las nominaciones de los premios en la categoría masculina protagonista, ésta debería desaparecer. La situación es clara: Mathew Morrison vence y convence.

La elección de Jane Lynch del capítulo “El poder de Madonna” para apoyar su candidatura al Emmy me ha parecido acertada. No es que necesite un capítulo, pues está genial en todos (si dispone de tiempo suficiente y, a veces, si no lo tiene también).

Amber Riley es la roba-escenas de referencia y ha estado más genial que de costumbre en el episodio 16º, al igual que Chris Colfer, que también ha destacado en el 18º, aunque de manera más dramática. Otros de los secundarios que me han sorprendido positivamente son Dianna Agron y Mark Salling. Eso sin olvidarse de Jayma Mays, que con su Emma frágil y llena de higiénicas manías logra hacerse un hueco en el corazón de los espectadores.

Entre los invitados, grandes Mike O’Malley (destacando en “Wheels”) y Kristin Chenoweth (mejor en “The rodhes not taken” que en “Home”). No en vano han sido nominados al Emmy por dichos capítulos. En cambio no encuentro nada excepcional en la aparición de Neil Patrick Harris, nominado (y finalmente ganador) por el efecto arrastre de la serie y de la falta de un Emmy por su Barney de “How I met your mother”.

Uno de los mejores números musicales lo brindaron en el capítulo 21 con “Give up the funk”, dejando con la boca abierta a Vocal Adrenaline. Ese número era el idóneo para la final y dejar con la boca abierta en el último momento a ese grupo de rastreros, al público y, sobre todo, al jurado (espero que Olivia no sea así en persona...). También me gustó mucho la felicidad que desprendían en “My life would suck without you” y el “Bad romance” que interpretaron las chicas (junto a Kurt) y en el que las más acertadas en el vestuario son Santana y Brittany, sobre todo ésta última con esa langosta en la cabeza.

El final de temporada ha sido inesperado, al menos para mí, SPOILER ya que esperaba que ganaran. Pero no pudo ser. De todos modos, tienen otro año (cortesía de Sue Sylvester). SPOILER

3 comentarios:

Jorgee dijo...

Una de las mejores series de los últimos años... y una de mis favoritas... JANE LYNCH magnífica en su papel... al igual que MR. SCHUE!

Saludos!

barry lyndon dijo...

vaya maratón te has metido. Pero sí, es una buena serie.

Cristina dijo...

Hola

Me llamo Cristina soy administradora de un directorio web/blog. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber a cristina.cister@hotmail.com

Suerte con tu web! :)
Cristina