martes, 20 de diciembre de 2011

Crítica de 'Un método peligroso'


Sinopsis: Historia basada en hechos reales y ambientada en las ciudades de Zurich y Viena durante las semanas previas a la Primera Guerra Mundial. Un psiquiatra emergente llamado Carl Jung (Michael Fassbender) empieza una relación a tres bandas con su mentor, el gran Sigmund Freud (Viggo Mortensen), y con una mujer tan guapa como inquietante: Sabina Spielrein (Keira Knightley). Juntos explorarán los límites de la ambición con un trasfondo intelectual y sexual. Y todo saltará por los aires cuando el trío acepte a un nuevo integrante: el libertino sin escrúpulos Otto Gross (Vincent Cassel).

Crítica: La última película de David Cronenberg es fría e impersonal, pero éste la dirige con firmeza basándose en un guión con unos diálogos donde se pone la carne en el asador, aunque ahondando demasiado en el coloquio de personajes sobre psicoanálisis, y que ralentiza el ritmo de la película. Además, en el tramo final, la película se pierde y no parece saber a dónde quiere llegar.

La trama se centra demasiado en Carl Jung y su relación con Sabina Spielrein y Sigmund Freud, cuando el personaje más interesante es el de Spielrein, y no se ahonda demasiado en él. Otra trama que se muestra todavía más escueta es la de Vicent Cassel, que habría ganado mucho con un poco más de desarrollo.

Keira Knightley se ha arriesgado con este personaje y ha salido victoriosa, logrando que la gran evolución de su Sabina sea creíble. Michael Fassbender, por su parte, hace de la contención su mejor arma, pero esta arma resulta ser de doble filo y su interpretación demasiado poco apasionada. Viggo Mortensen, a pesar de que por la publicidad parezca ser el protagonista, no lo es, y desde la segunda fila nos ofrece un buena interpretación, pero tampoco nada destacable.

Especialmente destacados son aspectos técnicos como la ambientación, el vestuario, la fotografía o la banda sonora.

En definitiva, una película que si recuerdas, sólo lo harás por Knightley, porque no destaca por nada más.