martes, 8 de febrero de 2011

Crítica de '127 horas'

“127 horas” es la verdadera historia del alpinista Aron Ralston, una extraordinaria aventura de supervivencia donde el protagonista debe salvarse a sí mismo después de quedarse con un brazo inmovilizado por el desprendimiento de una roca en un cañón aislado de Utah. Durante los próximos cinco días, Ralston examina su vida y sobrevive a las adversidades para descubrir finalmente que tiene el coraje y los medios suficientes para liberarse a sí mismo.

Después de una breve introducción, en la que vemos lo amable, simpático y ligón que es el protagonista y que resulta de lo más amena, llega el momento que marca el resto del metraje y que da pie a la historia.


Boyle consigue sacarle jugo a una historia en apariencia sencilla, apoyándose en un colosal James Franco, que realiza una interpretación magistral, y logra que empaticemos con su Aron Ralston. Así vivimos con él la sorpresa inicial de verse atrapados y la posterior esperanza de liberarse, hasta que llega la desesperación y todo esto pasando por una lenta desolación que culmina con la decisión de amputarse el brazo.


Uno de sus mayores errores es ocultar, a través de la música, los alaridos del protagonista o los silencios, que podrían haber provocado una mayor empatización a través de otros elementos, aparte de la interpretación de Franco. También resultan innecesarios algunos de los flashbacks.


En resumen, la película se eleva al más alto nivel gracias a un portentoso James Franco, ya que de lo contrario no pasaría de telefilm de sobremesa.


5 comentarios:

YouTrailer dijo...

Espero que valga la pena, me he animado a verla!

Mike Lee dijo...

Me impactó bastante, sobre todo por la inmensa actuación de su protagonista.

¡Saludos!

Nestor dijo...

Saludos Lalo !!!
James Franco está portentoso y eso permite elevar el tono de la película.De todas formas, para mi 127 horas es la película de Danny Boyle que más me ha gustado.

Ismael Cruceta dijo...

Coincidimos, jejeje, no sería más que un telefilme si no llega a ser por Franco. ;)

Giacinto dijo...

Hombre ésto es un películon. Aunque me parece un error decir que sin FRanco sería un telefim, entiendo xq lo dices.

Lo que comentas de la música con respecto a los alaridos y los silencios, no estoy de acuerdo (XD). Primero xq la música es muy buena y siempre está a la altura del momento, y nunca llega a imponerse sobre los sentimientos del protagonista. Estamos de acuerdo en lo de los flashback que si has leido mis comentarios es lo único que objeto de la película.

Franco Grande!
Para mí una obra, la mejor película del a#o y por supues la mejor de Boyle (y una gran gran dirección, que sólo gracias a esa dirección ya no seria un común telefilm)

Saludos,