domingo, 11 de septiembre de 2011

Crítica de 'Los pingüinos del Sr. Poper'


Sinopsis: El señor Poper es un ambicioso hombre de negocios que no se preocupa por las cosas realmente importantes en la vida, hasta que hereda seis pingüinos. Obviamente, su cuidado no es una tarea sencilla, circunstancia que provoca ciertos problemas tanto en el trabajo como en el hogar de dicho individuo, donde los pequeños compañeros convierten su ostentoso apartamento de Nueva York en un paraíso invernal cubierto de nieve y vuelven su vida del revés. Sin embargo, también le servirá para comprender el valor de la amistad y de la familia.

Crítica: Lo que se supone que debía ser una comedia desternillante se ha quedado simplemente en comedia, y es que, escenas que en el trailer resultaban graciosas, parece que pierden dicha gracia como parte del conjunto que representa la película (o tal vez es que la segunda vez ya no tienen ninguna gracia).

Jim Carrey se hace dueño y señor de la función, siendo el gran protagonista, como queda bien claro en el póster, y no lo hace nada mal. De hecho, a diferencia de otras comedias protagonizadas por él, en esta está bastante comedido. Eso sí, en algunas escenas no puede evitar verse opacado por los pingüinos. Ni que decir tiene, que la presencia de Angela Lansbury no tiene precio.

En definitiva, no es una mala película, pero tampoco te lo vas a pasar en grande. Y si no te gusta Jim Carrey, mejor ni lo intentes.